Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La estupidez humana y la irresponsabilidad a veces son simplemente impresionantes. Especialmente cuando se trata de la salud. Recientemente unos doctores compartieron las historias sobre los pacientes más tontos. La mayoría de las situaciones, por supuesto, es gracioso, pero entre ellas hay historias realmente tristes. Nos enseñan cómo vive la gente que no sabe nada sobre la vida. Aquí unos cuantos de ellos.

“Una mujer llevo a un niño de 6 meses a una revisión médica. Por supuesto, yo comencé a contarle a la madre acerca de por qué los niños pequeños no deben beber cacao. A lo que ella respondió: “Oh, no te preocupes, esto es sólo café”.

“Yo trabajo en una farmacia. Un día una chica se acercó a mí para comprar un anillo anticonceptivo. Luego de un mes ella regresó con el mismo propósito, y en la muñeca ella llevaba puesto ese anillo como si fuera un brazalete”.

“Vino una paciente por unos análisis de enfermedad de transmisión sexual. Ella estaba muy confundida e insistió que ella sólo había tenido una pareja sexual. Ella no consideraba la posibilidad de que él pudiera haber resultado contagiado por otras mujeres, pues aunque él hubiera dormido con alguien, él siempre llevaba el mismo preservativo, el cual enjuagaba después de cada uso”.

“Yo trabajo como veterinario, Una vez tuve que explicarle a una mujer desesperada, que las garrapatas, que ella sin éxito intentaba quitar del cuerpo de su perro, eran en realidad sus pezones”.

“Una paciente tenía que amputarse una pierna, pero a ella no parecía preocuparle en absoluto este asunto, Cuando le preguntaron la razón, ella respondió que no había nada de qué preocuparse, pues las pierna crecería pronto”.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La madre de mi mejor amiga trabaja como enfermera en una zona donde hay muchas bandas criminales.Ella constantemente tiene que explicar a los familiares de los que fueron fusilados que el cerebro no puede ser trasplantado después de recibir un disparo en la cabeza”.

“Soy enfermera. Una vez estaba yo sentada frente a la computadora, cuando escuché la señal de un paciente. Me apresuré a ir donde el paciente y me preparé para lo peor. Y¿qué es lo que vi en cuanto entré a la habitación? Un familiar había enganchado los electrodos del paciente a su espalda. Él dijo que en su espalda parecía que se había atascado un nervio, por eso decidió tomar prestado los electrodos por unos minutos”.

“Una madre midió de esta manera la temperatura de su hijo: ella encendió el horno y puso la mano adentro. Con la otra mano ella tocó a su niño. De esta manera, según sus cálculos, la temperatura de su niño era de 120 grados Celcius”.

“Una chica de 16 años creyó que estaba embarazada. Sin embargo, ella tenía una idea vaga de dónde se encontraba su vagina. Le explicamos a ella que así se le llama más bien a los genitales. Resulta que ella creía que su vagina se encontraba en algún lugar de su ombligo”.

“Soy un farmacéutico. Una mujer se quejaba de que nuestros productos no la estaban ayudando a su alergia contra los pelos de gato. Al final resultó que ella rociaba el spray que necesitaba inhalar, en su gato”.

Después de leer todas estas historias es difícil decir si hay que reír o llorar. A causa de la ignorancia las personas arruinan no sólo sus propias vidas, sino las de sus hijos también. ¿Es tan difícil tener un poco de curiosidad y aprender un poco más de la vida? Comparte estas cómicas historias con tus amigos, que ellos rían y piensen si han hecho algo parecido en su vida.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.